¿Qué es la fobia social?

La fobia social es un miedo fuerte a ser juzgado por otros y a sentir vergüenza. Este miedo puede llegar a ser tan potente que impide ir al trabajo o a la escuela o llevar acabo las actividades de cada día.

Toda persona ha sentido ansiedad o vergüenza alguna vez. Por ejemplo, conocer personas nuevas o dar un discurso puede poner nervioso a cualquiera. Pero las personas que tienen fobia social se preocupan por estas y otras cosas semanas antes de que éstas ocurran.

Quienes tienen fobia social tienen miedo de hacer cosas comunes delante de otras personas; por ejemplo, pueden tener miedo de firmar un cheque delante del cajero de una tienda, o pueden tener miedo a hablar en público, de comer o beber delante de otras personas, o de usar un baño público.

La mayoría de las personas que tienen fobia social saben que no deberían sentir el miedo que sienten, pero no lo pueden controlar. A veces terminan alejándose de lugares o eventos donde creen que podrían verse obligados a hacer algo que los avergüence.

Para algunos, la fobia social es un problema sólo en determinadas situaciones, mientras que otros tienen síntomas en casi todas las situaciones sociales.

Como cualquier fobia, se centra en un miedo intenso, persistente y crónico (grave para considerarse fobia)  ha ser juzgado, avergonzado, humillado o hacer el ridículo, que se pone de manifiesto en varios tipos de situaciones.

Los síntomas físicos que acompañan a menudo el trastorno de ansiedad social incluyen rubor, sudoración profusa temblores, palpitaciones, náuseas, tartamudez, a menudo acompañada de un discurso acelerado.